Usted está aquí

Back to top

Los niños pueden diseñar y construir nuestras futuras ciudades.

La movilidad en una ciudad se observa como un sistema vivo que como estrategia de aprendizaje puede dar posibilidades inimaginables, donde los alumnos son quienes activan sus órganos sensoriales para adaptarse, aprender, fortalecerse y auto organizarse creativamente en sus propios ambientes.

La ciudad global es más que la suma de sus operaciones particulares porque desde la escuela podemos indagar en sus aspectos multidisciplinarios, que involucran la economía, la política, la sociología, la tecnología, el urbanismo, la arquitectura, la ecología y muchos más.

Del mundo y sus distancias nos inspiramos para crear recorridos de 2D a 3D, pero esta práctica tiene sentido y aprendizaje cuando invertimos el proceso desde los primeros años.

Los niños en preescolar antes de dibujar tienen que experimentar con las formas, el volumen, el espacio, para expresar y atreverse a crear.
Vamos recorriendo kilómetros, cruzando puentes que se retuercen en trayectos artísticos de arquitectura futurista. Buscamos reinterpretar algunos elementos de la arquitectura espontánea del barrio que tenemos.

Diseñamos el sueño que queremos para el futuro de nuestro pueblo.

Indagamos en los principales aportes de las ciencias sociales en el estudio de la cultura urbana contemporánea.

A través de la revisión, análisis y discusión de bibliografía seleccionada como referencia. Además de la creación de productos artísticos al reutilizar lo que contamina nuestro entorno.

https://youtu.be/qaf1Fztxr0s

 

HILDA FLANDEZ

Fecha Última Corrección: 
Domingo, 21 Abril, 2019 - 21:29
Fecha Última Revisión: 
Lunes, 22 Abril, 2019 - 14:39
Cantidad de Revisiones: 
2